jueves, 15 de abril de 2010

Sobre el dibujo que preside esta página.

Aunque creo que esta imagen no requiere muchos comentarios, sí conviene una referencia para destacar su idea: Un hombre ha atravesado el velo de las estrellas.

Naturalmente, el dibujo no requiere explicación, pero ¿cuántas veces miramos más allá del telón que tenemos delante de nuestros ojos y que nos impide ver las verdaderas causas de lo que percibimos? ¿O es que pensamos que vemos las cosas “como son”?

La tierra la vemos plana, la materia la vemos dura y compacta, el espacio lo vemos vacío,… La ciencia nos ha descubierto hoy cuántas cosas no son como parecen, como antes se pensaba que eran. La ciencia avanza, y a tremendos pasos, explicando fenómenos que antes eran caprichos de los dioses, cosas de magia, o simplemente fenómenos de la naturaleza (y con eso nos quedamos tranquilos tranquilos???).

Algunos nos hacemos más preguntas. No nos conformamos ni con los “designios divinos” de un extremo, ni con explicaciones simples de científicos que aún no han pasado de Newton (con todos los respetos, desde luego para el gran Newton, en su tiempo).

Afortunadamente hay grandes científicos que se han atrevido a ir más allá y cada día abren más y más los horizontes de un conocimiento que se presenta tan inmenso como extraordinario. Y también hay pensadores en la filosofía que avanzan a un punto de confluencia que está tan lejos del materialismo radical como del espiritualismo extremo.

Creo que hay que beber de todas las fuentes, aunque bien vacunados frente a todos los peligrosos virus que en ellas podemos encontrar. Porque, como los virus, no están a nuestra vista, penetran en nuestro interior y no nos damos cuenta hasta que brota la fiebre, y a veces cuando ya han tomado el control y no hay cura posible.

Mensajes sutiles que buscan controlar nuestra mente de manera lenta pero progresiva, consolidando ideas-semillas que nos esclavizan. Manipulaciones de grandes ideas que se alteran con dudosos objetivos. Salvadores que tienden manos para ayudarnos a salir de un agujero y tirarnos con fuerza al suyo. Maestros que enseñan cómo seguir sus pasos para caer todos juntos al mismo precipicio.

No hay un camino, sino tantos como personas. No hay que seguir el camino de otro, aunque sí escuchar, analizar, comparar, interiorizar,… y decidir nuestra opción.

En libertad, siempre en real libertad, no en la “libertad” que otros nos marquen a su antojo.

Sigamos, juntos

2 comentarios:

  1. Atravesar el velo de las estrellas para mirar más allá… es como atreverse a decir que la Tierra gira alrededor del Sol, a proponer que la sangre circula por el cuerpo o a establecer las bases de la física cuántica. Ser capaz de mirar más allá ha permitido proponer ideas revolucionarias, las cuales han dado lugar a los cambios más importantes para la humanidad.

    Hace unos tres años conocí a la persona que más me ha sorprendido en su afán de búsqueda de explicaciones. Xavier fue mi tutor durante dos años de intenso aprendizaje científico, y crecimiento personal. En nuestro primer encuentro, me entregó un libro y me pidió que lo leyera en sólo unos días. Aquel libro era “The Structure of Scientific Revolution”, de Thomas Kuhn. El texto habla de personas que han sido capaces de pensar de forma diferente al paradigma establecido, dando un giro radical y proponiendo auténticas revoluciones de pensamiento. Y así se avanza. Atreverse a hacer un cambio de paradigma supone ser capaz de salir de las líneas establecidas y del pensamiento aceptado por todos, para poder mirar la realidad desde fuera.

    Atravesar el velo de las estrellas para mirar más allá es poder mirar más allá de lo establecido. Sólo mirando desde fuera se pueden proponer las ideas que nos van permitiendo avanzar.

    ResponderEliminar
  2. Ese "atravesar el velo", mirar mas alla de lo establecido produce una angustia vital que si la sabemos encauzar es muy creativa, nos obliga a buscar soluciones.

    ResponderEliminar